Prótesis ocular

Grandes_Historias_185493996_25518096_102

¿Qué es?

Una prótesis ocular es una pieza artificial que se utiliza para reemplazar la parte del ojo que el paciente ha perdido después de un accidente o lesión grave. Este tipo de piezas se utilizan principalmente por motivos estéticos, ya que contar con una prótesis permite que el paciente tenga un aspecto simétrico con respecto al ojo que conserva.

Además, también hay que tener en cuenta que las prótesis oculares, más allá de contar con un valor estético, también pueden cumplir una función importante de protección de la zona afectada. La prótesis ocular ayuda a mantener el párpado en su posición correcta, lo que evita que este se termine descolgando. Lo que terminaría por implicar que el paciente tuviera que someterse a una cirugía en el futuro. 

¿En que casos se realiza?

El uso de una prótesis ocular se recomienda siempre que el globo ocular del paciente se haya visto dañado de forma grave hasta perder una parte considerable de su volumen. La utilización de este tipo de prótesis siempre debe estar supervisada por un profesional médico, que recomendará al paciente la solución más adecuada a su situación y el tipo de prótesis que mejor se adapte a cada caso. 

Tipos de prótesis 

En general, se pueden distinguir tres tipos: 

  • Prótesis ocular simple 

Este tipo de prótesis ocular se realiza de forma manual y está destinada a sustituir la parte del ojo o el ojo completo del paciente. Están indicadas en casos de enucleación (extirpación del globo ocular mediante cirugía). Se fabrican de forma personalizada y adaptada a la forma de cada paciente. 

  • Carillas cosméticas

En este caso, se trata de un tipo de prótesis que está indicada en pacientes que conservan su ojo o parte de él pero que, por cualquier motivo, se presenta retraído. De esta forma, la carilla cosmética permite añadir el volumen necesario para conservar la curvatura natural del globo ocular. Las carillas cosméticas también se realizan de forma personalizada, imitando el iris natural del paciente y aportando un acabado estético similar al de una prótesis ocular simple.

  • Conformadores 

Los conformadores son un tipo de prótesis blanca o transparente que se coloca al paciente de forma previa a que este reciba su prótesis definitiva, ya que, como son realizadas de forma personalizada, las prótesis oculares simples y las carillas cosméticas requieren determinado tiempo de fabricación. 

¿Cuánto se tarda en hacer una prótesis?

El tiempo que se tarda en fabricar una prótesis ocular dependerá de cada situación, del tamaño y forma de la prótesis en cuestión, así como de la disponibilidad del propio paciente. Esto se debe a que, en muchos casos, las prótesis se realizan con el paciente delante, lo que permite pintar la prótesis de la forma más natural posible, ya que imita a la perfección al otro ojo del paciente. De esta forma, el proceso se puede alargar desde una semana a un par de meses, aproximadamente.